Venida del Papa ilumina a funcionarios públicos y donan sus bonos

Múltiples milagros en México desde el anuncio de la venida del Papa, ahora el gabinete presidencial es uno de ellos.

Captura de pantalla 2016-02-13 a la(s) 14.54.47

Ciudad de México.- Desde la llegada del Papa Francisco a México, el pasado viernes 12 febrero, la CDMX tiene un brillo diferente, casi celestial; y es que la venida del Papa, ha complacido a todos, nada de quejas ni afectaciones viales, llegó para repartir esperanza, alegría, para hablar por los más desprotegidos, rezar porque las cosas mejoren en México, y ya hasta se habla de recientes milagros por la venida de su santidad.

El primero de los milagros que ocurrieron en la CDMX fue el de la aparición de cientos de anuncios celestiales de la venida del Papa, en el servicio de transporte público y espectaculares; algunos escépticos dirán que es propaganda de la CDMX, lo cual por supuesto no podría ser, porque eso violaría el Estado laico, al usar recursos públicos para algo que concierne a la fe. En Michoacán se registró uno de los mayores milagros, y tanto revuelo causó,que algunos “malos intencionados”, afirman que es el gobierno quien ha puesto estos anuncios y no son señales celestiales, y estiman el gasto publicitario en 300 millones de pesos.

Más tarde se supo que algunas calles habían amanecido milagrosamente pavimentadas, pintadas y/o mejoradas de alguna forma, luego supimos que eran las calles por las que el Papa Francisco daría su recorrido de fe, puesto que él viene a regalar fe, mucha y fe, repartir fe, y más fe, para todos los que ahora sufren del cáncer mexicano, llámese pobreza, violencia, injusticia, o desigualdad, él bondadosamente, viene a darle al pueblo mexicano la dosis de fe que le hace falta para aguantar todo esto, porque claro que no se trata de venir a ayudar con víveres, propuestas gubernamentales o cosas tangibles para los más necesitados, sino de venir a repartir fe y esperanza, sobre todo a esos estados que están perdiendo la luz, o en la jerga popular: que están en el caos gubernamental.

p1

Desde la planeación de su visita a México, a nuestro alcalde Miguel Ángel Mancera le fue revelado por un ángel de Cristo, que tenía que construir una réplica de la Capilla Sixtina en el zócalo capitalino y que debía entregarle la Llave de la Ciudad a su santidad Francisco Bergoglio; una muestra más del poder bendito de la Iglesia que ilumina a sus colegas mandatarios.

Sin embargo, una ola milagrosa se manifestó cuando el espíritu santo hizo que el gabinete presidencial y demás funcionarios públicos, empezaran a donar y repartir en causas sociales, los millonarios bonos a que son acreedores, decidieron que sus sueldos no eran coherentes con lo dictado por Cristo en la Biblia, y se sintieron felices al recordar que “bienaventurados son los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos”, que Jesús disfrutaba la pobreza y amaba a los pobres, que él invitaba a despojarse de las cosas superfluas y a alejarse del consumo, así como lo afirma y practica el Vaticano.

“La visita del Papa es histórica y de luz, dejará huella en todos los mexicanos”, afirmó el presidente Peña Nieto, luego de hablar brevemente sobre la herida abierta de los #43, donde mencionó que “es una herida profunda y que por supuesto con la venida del Papa no se espera sanar o hacer olvidar, pero sí hacer sentir mejor a los familiares”, con los que el presidente mismo, organizó una reunión papal.

Como parte de sus actividades, el Papa Francisco nombró a Querétaro como “Ciudad de Paz”, luego de asegurar que es uno de los estados con menor índice de violencia, y porque “México necesita un lugar de paz, en alguno de sus 32 estados”, dijo; y este hecho hizo reflexionar a los pocos criminales del estado, algunos milagrosamente se entregaron a las cárceles y otros solo empezaron a desempeñar bien sus cargos públicos.

Apenas en su segundo día, el Sumo Pontífice en su visita a México, ya ha logrado múltiples milagros, y ha persuadido a cientos de miles para que lo sigan, fue el caso del numeroso cuerpo policíaco que como muestra de verdadera fe católica, lo han escoltado y lo seguirán escoltando por todo su recorrido en México, al parecer juraron a Jesús, que protegerían de todo y contra todos a su representante en la Tierra; así lo muestran fotografías y comunicados que han anunciado la valla humana de policías. Hecho sorprendente, ya que no se había registrado un país con mayor número de policías seguidores del Papa, ni siquiera en su propio país, o países de Europa, donde se observan fotografías de Bergoglio solo entre seguidores civiles, sin policías en medio.

Seguiremos reportando los milagros que sean registrados durante la visita del Papa Bergoglio a México. Mientras tanto, no se pierdan lo mejor de la venida del Papa.

 

Sheila Alcalá

@naci_seria

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s